sábado, 26 de octubre de 2013

Lágrimas en la lluvia de Rosa Montero


Rosa Montero
La escritora madrileña publicó en 2011 la novela "Lágrimas en la lluvia", un thriller futurista con todos los ingredientes de la buena novela de ciencia ficción, una rara avis en el panorama literario español.
La obra es un merecido tributo a Blade Runner, la inmortal obra de Ridley Scott que el pasado año cumplió la treintena sigue inmune, sin embargo, al paso del tiempo. Ambientada en el Madrid del año 2109, narra las aventuras de la detective Bruna Husky, una replicante de combate, perfecto alter ego de Rick Deckard, cuya verdadera naturaleza es uno de los misterios de la película, que se ve envuelta en un torbellino de asesinatos de replicantes y de humanos, punta del iceberg de una conspiración de ámbito planetario destinada a desestabilizar los incipientes Estados Unidos de la Tierra.


La novela mantiene de forma excelente el suspense de un thriller clásico, al que añade los deliciosos complementos de historia ficción en los que se desvelan los detalles históricos que han llevado a la sociedad humana a la situación en la que se encuentra en los albores del siglo XXII. En mitad de una tensión social creciente, con intensas connotaciones a la situación sociológica actual, humanos, replicantes, aliens y sus respectivas subespecies entretejen su existencia en un mundo hiperconectado. Los conflictos raciales, las milenarias miserias sociales y las ambiciones sin límite de los humanos, en permanente lucha por conseguir la supremacía en el grupo de primates, en un planeta que no da más de si, permite a la autora poner encima de la mesa los problemas sociales y ecológicos a los que la humanidad va tener que enfrentarse en las próximas décadas.
Al estilo de las viejas novelas de suspense, la acción va elevando el tono hasta la resolución del caso, tras ello, un narrador al estilo Poirot, nos desvela todos los detalles que se iban desarrollando a lo largo de la trama pero que se mantenían convenientemente velados al lector.
No deja de ser chocante el haber ambientado la novela en un Madrid futurista a caballo entre la decadencia de la Barcelona de "Los últimos días" y la ciudad de Los Ángeles en la que se desarrolla Blade Runner, ello obliga a un ejercicio de imaginación que, aunque en un principio parezca demasiado irreal, la buena mano de la escritora, nos adentra en un posible futuro de la villa madrileña perfectamente creíble.
La angustia vital de la replicante, abocada a una muerte irremediable con fecha definida, permite a la autora plantear los conflictos morales y psicológicos latentes en toda persona concentrados en una existencia totalmente mediatizada por esa fecha de caducidad. Esa angustia, que los humanos pasan por alto a causa de su natural propensión a creerse inmortales, aunque tengan la certeza de la muerte, la indefinición de la infausta fecha les permita mantener el espejismo, constituye el lodo en el que se encuentra inmersa la vida de Bruna Husky y que condiciona la totalidad de sus decisiones y la mantiene en una permanentemente dependencia de los amnésicos como el alcohol o las drogas.
En definitiva, se trata de un libro bien escrito, absolutamente recomendable tanto para los amantes de la Ciencia Ficción como todos aquellos a los que guste pasar un buen rato con un libro en las manos.
Planeta también ha publicado una novela gráfica basada en la obra de Rosa Montero y escrita por Rosa Montero,  Damián Campanario y Alessandro Valdrighi, que espero tener pronto en mi biblioteca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario